Friday, April 24, 2009

MANIFIESTO AMBIENTALISTA DE SAVIA






MANIFIESTO ECOLOGISTA

DE SAVIA EN EL DÍA DE LA TIERRA 2009

No debería haber un Día de la Tierra, porque todos los días deberíamos vivirlos conscientes de lo que estamos haciendo con el único lugar que tenemos para vivir, pero es necesario aprovechar uno de los poquísimos momentos de reflexión que se plantean a nivel planetario para enfocar con propiedad la difícil situación ambiental en que se encuentra nuestro planeta. Se habla de problemas ambientales desde hace varias décadas, pero hasta ahora ha sido más un discurso de especialistas y de activistas que un despertar de conciencia de la especie humana que nos obligue a hacer los cambios necesarios para que el sistema de vida del planeta Tierra no colapse. Desde los niveles más altos de liderazgo y poder, hasta los estratos más empobrecidos y vulnerables, la cruda realidad ambiental sigue siendo vista con relativa indiferencia. La población humana sigue creciendo, el uso de los recursos sigue siendo desmedido, y también aumenta la producción de venenos tóxicos y basuras que la naturaleza no puede destruir. En días conmemorativos como éste, vemos campañas publicitarias en las que todos se pintan la cara de verde, pero parece que seguimos haciendo las cosas de la misma manera. Como resultado, los ecosistemas y el sistema climático, que se interconectan en la biósfera terrestre, están perdiendo el equilibrio que alcanzaron tras millones de años de evolución.

Tenemos que aprender a ver el problema ambiental desde una perspectiva integral planetaria y cómo se relaciona todo con todo, por todas partes. Los derrames que producen los tanqueros petroleros afectan aguas oceánicas a miles de kilómetros de distancia, así como el oxígeno que producen los bosques tropicales beneficia a la población de todo el mundo.

Como guatemaltecos tenemos que entender que todas nuestras acciones impactan directamente la naturaleza que nos rodea: lo que comemos, lo que tiramos, cómo nos movilizamos, cuánto consumimos. Todo viene de la naturaleza y termina en la naturaleza.

Se está acabando el tiempo para solucionar el problema que hemos provocado: los sistemas de vida están en coma. Más que nunca cobra importancia comprender que defender la naturaleza es cuestión de vida o muerte. El único tiempo que tenemos para tratar de mantener las condiciones que le permiten sobrevivir a la especie humana es ¡ahora! Mañana ya es demasiado tarde. En este Día de la Tierra hacemos un llamado a todas y todos los guatemaltecos para que hagamos cambios y asumamos los compromisos personales necesarios para defender la vida que hay sobre la Tierra; y para que nos esforcemos en aprender a trabajar juntos y a conectarnos, como agentes portadores de este mensaje.